European Standards

EN 12464-1: “Iluminación de lugares de trabajo”

 

Esta norma europea trata de los aspectos de calidad en la iluminación de lugares de trabajo y su entorno directo. También contiene tablas con los requisitos de iluminación según el tipo de trabajo y la tarea visual.

 

Definición de lugar de trabajo y el entoro

La norma distingue entre el plano de trabajo y el entorno. ¿Todavía no sabe cómo es el plano de trabajo? ¿O tal vez prefiere mantener sus opciones abiertas? En tal caso, elija una iluminación óptima en toda la zona en que pueda encontrarse el plano de trabajo. O delimite los lugares de trabajo dirigiendo a ellos iluminación de trabajo, e instale un alumbrado básico en el resto del espacio.

Control de la luminancia en las pantallasLa iluminación puede provocar reflejos nocivos incluso sobre las pantallas planas; por este motivo, la norma incluye requisitos de control de las luminancias medias. En los lugares de trabajo normales existe un límite de 1000 cd/m² o 200 cd/m², dependiendo de la pantalla. Este límite se aplica a ángulos a partir de 65° en cualquier dirección. En trabajos críticos en pantalla, se aplica a partir de 55° en cualquier dirección.

 

 

Deslumbramiento directo

La norma dispone dos medidas para limitar el deslumbramiento directo. Por un lado, describe un ángulo de apantallamiento mínimo para todas las direcciones, que depende de la luminancia de la lámpara. Además, determina un Índice de deslumbramiento unificado (UGRL) máximo para cada tarea visual: los valores normativos van desde un UGR de 16 (no deslumbrante) a UGR 28 (deslumbrante).

 

Mejor reproducción de los colores

La norma define requisitos mínimos del índice Ra (reproducción de los colores) aplicables a prácticamente todo tipo de tareas. Cuanto más alto sea el valor del índice, mejor es la reproducción de los colores. Para ello, la elección de la lámpara es crítica. En los lugares en que la gente pasa muchas horas se necesitan lámparas cuyo Ra sea de al menos 80.

 

Factor de depreciación optimizado

En una instalación nueva, todas las superficies de la luminaria están limpias, las lámparas producen su flujo luminoso completo y la superficie de la luminaria y el entorno tienen propiedades de reflexión óptimas. Cuando la instalación lleva en uso un cierto tiempo, la producción de luz se reduce debido al desgaste de la lámpara, a posibles apagones del sistema electrónico o las lámparas, suciedad, etc. La norma EN 12464-1 dispone que, al desarrollar una solución de iluminación es necesario incluir un factor de depreciación que tenga en cuenta estas pérdidas.

E